Blogia
El Viejo Rincón De Gromit

NAVIDAD: Día 6

Trolón! Trolón! Los cuartos! Ups, no, son los capítulos anteriores! DÍA 1, 2, 3, 4 y 5.

Hoy es Nochevieja. Así que hoy, por aclamación popular, hay que comerse las UVAS cuando acabe el día, reine la noche, cambie el año y digamos adiós al 2009. El momento de las 12 uvas suele ser complicado y debe de tomarse con especial atención, así pues, hoy daremos unos breves consejos para salir vivo del trance.
1.- Los cuartos son los cuartos, y durante ellos, NO SE COMEN UVAS. Salvo que hagas trampas y empieces antes de tiempo como suele ser el caso de las abuelas. Muchas de ellas incluso habrán acabado antes de que empiecen las campanadas de verdad (No es recomendable intentar imitarlas. Es un poder exclusivo).
2.- Asegúrate que tienes 12 uvas en tu poder. Ni 11 ni 13. 12. Porque como cuando te pongas a comer al son de las campanadas, te des cuenta de que te sobra una (lo de tener 11 al final puede ser incluso mejor) y que no sabes cuándo comerla, lo vas a pasar mal. Muy mal.
3.- Haz reír antes de que te hagan reír a ti. Muy importante. Porque si eres de los que tiene risa floja y te hacen reír, ambos sabemos lo que pasará. Una de las 12 uvas irá por mal camino y acabarás con una amalgama de frutos en la boca y con un alto riesgo de atragantamiento.
4.- No te peles las uvas. ¡Por favor! Se un auténtico español y cómete las uvas enteras y sin pelar. No en vano, si las pelas tu subconsciente te hará pensar que va a ser una tarea fácil lo de seguir las campanadas, y posiblemente lo único que consigas es atragantarte antes. No merece la pena correr el riesgo. No las peles, pero sé listo y ¡cógete las pequeñas!
5.- No intentes el truco de “yo me meto las 12 uvas en la boca y luego ya mastico tranquilo”. Error tremebundo. No entran. En serio. Hay estudios de universidades malayas que demuestran que lo más probable al emplear este método es que el tamaño de las uvas vaya en constante crecimiento, con lo que al llegar a la uva número 9 (o 10 dependiendo de la capacidad bucal) tan sólo podrás apretar y apretar las uvas contra las paredes de tu esófago, y eso, amigos, es muy poco placentero. Mastica desde el principio. No seas vago.
Si seguís los pasos correctamente, seréis incluso capaces de brindar y gritar al mismo tiempo aquello de “¡FELIZ AÑO NUEVO!” (intenta pronunciarlo como si tuvieras la boca llena, más que nada para ir practicando). Y si os portáis bien, Gromitillo os repetirá el baile entre las copas de las uvas disfrazado de brubuja de Freixenet.

Ciudad Sin Ley

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

panedu -

Dirás adiós al 2008,no? xD
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres