Blogia
El Viejo Rincón De Gromit

El De La Isla

Mi propósito de escribir 3 o 4 veces a la semana se ha ido estos días al garete, así que hoy os voy a intentar compensar con un pequeño relato, inspirado (todo hay que decirlo) en el capítulo de los Simpson “El ordenador que acabó con Homer”… Disfruten del fin de semana…

Cuando se despertó tan sólo era consciente del dolor de cabeza que tenía. Se acordaba de estar conduciendo por la noche camino a casa, parar en un semáforo y… Nada más. Y ahora era de día y estaba tumbado sobre la ladera de una colina con el ruido del mar de fondo. No tenía muy claro dónde estaba, pero desde aquella posición tan sólo veía en el horizonte más y más mar, a pesar de la bruma que todo lo intentaba cubrir.
Se levantó y se puso a caminar sin un rumbo determinado. No parecía haber mucho en aquel pedazo de tierra firme en mitad del océano. Bajó la colina hasta la playa que había a sus pies y desde allí descubrió un sendero que bordeaba la costa. A medida que por él avanzaba fue dándose cuenta de que alguien había decidido hacerle una broma pesada, muy pesada, porque allí no había nadie más y todo aquello que le estaba pasando no tenía nada de sentido.
Era un hombre sencillo. Con amigos que se contaban con los dedos de una mano y que no solía meterse en problemas. Iba a trabajar, realizaba su trabajo y volvía a casa. Bebía cerveza, leía el periódico y actualizaba su blog en internet. "Una persona normal" no dejaba de repetirse una y otra vez.
Cuando el camino giró sobre otra nueva colina, divisó una pequeña caseta en mitad del mismo. Corrió hacia ella esperando encontrar a alguien que le explicase qué hacía él allí. Cuando llegó y abrió la puerta, se quedó helado. En la caseta, había un catre, una silla y una mesa sobre la que había una simple nota: “Bienvenido a tu nuevo hogar”.

Ciudad Sin Ley

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

roberto leal -

joer que putada que te pase algo asi XD
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres