Blogia
El Viejo Rincón De Gromit

El De La Cuenta Atrás


Desde el momento mismo en el que nacemos, nuestra vida empieza a contar. Tic, tac, tic, tac... Y cuando empezamos a ser conscientes de lo que somos, somos nosotros los que empezamos a contar el tiempo. Pero por lo general no contamos el tiempo que llevamos vivido, sino el que nos queda por vivir. A saber, a día de hoy, a mí me quedan:
- 28 días para el examen de Resistencia (el único del cuatrimestre)
- 36 días para coger un avión rumbo a Londres (será mi primer avion...)
- 2 meses y 21 días para el comienzo de los Juegos Olímpicos en Atenas (será la primera vez que se celebran en Europa desde Barcelona´92)
- 3 meses y 14 días para el primer exámen de septiembre (espero que no sean 3 meses y 9 días...)
- 5 meses y 16 días para celebrar mi 22º cumpleaños (otro más)
- 7 meses y 7 días para cambiar de año (adiós 2004, hola 2005)
- un tiempo indefinido para acabar la carrera...
Y sin embargo hace ya:
- 21 años, 6 meses y 8 días que nacía en una tarde en la Ciudad Sin Ley..
- 15 años, 11 meses y algunos días que coincidí por primera vez con los que ahora son mis amigos...
- 3 años, 10 meses y 24 días que comenzaba el que ha sido mi último verano sin tener que estudiar...
- 3 años, 7 meses y "x" días que conocía a ciertas personas que cambiarían mi vida... la facultad es lo que tiene.
- 4 meses y 24 días que decíamos adios al 2003 y saludábamos al 2004...
- 2 días que pasó la boda... y todavía espero la invitación.
- apenas 10 minutos que me he conectado...
En fin, moraleja, el tiempo pasa, pero las cosas realmente importantes siempre quedarán en nuestra memoria. Un saludo!
Ciudad Sin Ley
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Marta -

Jo, que estrés hablar del tiempo...
Buenas noches, voy a disfrutar de mis minutos y horas, antes de volver a abrir los ojos mañana :P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sparrow -

Yo suelo acordarme de fechas y conmemoraciones, en plan: Hace dos años que fuimos a tal sitio y nos lo pasamos tan bien, o hoy hace justo un año que pasó tal o cual cosa.
Pero lo de contar en meses y días ya es demasiado, me agobia. En fin, está bien como cosa curiosa, puntual, pero no para obsesionarse con el tiempo.

Lo importante, al final, es lo que concluyes en la moraleja, y además, que hay que disfrutar del tiempo presente, que en su momento puede que no se valore, pero este presente es el que, cuando pasa el tiempo, recuerdas con añoranza.

RC(joder con el tiempo) -

hace dos minutos,30 segundos,20 centesimas q he dejado d hablar con el perro,y hace no se cuanto tiempo que tiene una obsesion por el tiempo angustiante...en fin
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres